Trabajo artesanal

Officine Gullo representa un encuentro especial: el de la antigua tradición artesanal y la innovación tecnológica.
La inspiración viene del pasado y se reinterpreta para la funcionalidad del futuro.

Solo metales nobles

Se seleccionan materiales de prestigio con cualidades extraordinarias que nos devuelven a la tradición del pasado, y se trabajan de forma artesanal con importantes espesores que van desde los 2 mm hasta los 7 mm, para obtener un resultado de un encanto indiscutible y atemporal.

Cobre

El cobre es el material más antiguo. El que dura más tiempo. El más resistente. Representa una inversión a largo plazo para el hogar. Junto con el oro, es el único metal con color que puede aportar a los ambientes una nota cálida y elegante. Utilizado desde la época romana, el cobre se caracteriza por numerosas propiedades: es natural, resistente, bacteriostático, ligero, muy maleable y muy fácil de trabajar, de hecho, se puede doblar y moldear fácilmente.

Acero

El acero inoxidable es el material que más impacto estético tiene en la cocina: sinónimo de fuerza y​modernidad, es a la vez inalterable al paso del tiempo, resistente a las bacterias y a las altas temperaturas y muy práctico desde el punto de vista del uso diario.

Latón

Un metal utilizado desde hace siglos también en el campo artístico, conocido por su ductilidad, su maleabilidad y su resistencia a la corrosión. Gracias a su color y los matices que adquiere, el latón no solo logra aportar calidez a los ambientes, sino que combina fácilmente con cualquier tipo de estilo, desde el moderno hasta el más clásico.

Técnicas especiales

Soluciones infinitas para crear una cocina a medida

La estructura de la cocina se puede realizar en cualquier color de la escala RAL, además de poder disponer bajo de pedido de colores personalizados. Hay disponible una gran variedad de acabados para los detalles de latón, como cantos y tiradores: desde los clásicos acabados galvanizados, como el cromo pulido y el níquel negro o satinado, hasta toques de color para crear un efecto tono sobre tono o de contrastante con el color de la estructura. Otra opción es el acabado mate de alta tecnología para crear un efecto extremadamente moderno.

Bruñido del latón

El bruñido, realizado estrictamente a mano, permite que la superficie no sea homogénea, la oscurece, recreando una especie de «agradable envejecimiento». El latón no es inmutable, sino que muestra los signos del paso del tiempo. Está vivo y envejece, mostrando cada vez más su belleza.

Galvanizado

A través del proceso de galvanizado, el latón adquiere nuevas formas. Sus propiedades se destacan con efectos cromados, brillantes, niquelados o mates.

Cincelado

Con el cincelado, los maestros artesanos garantizan que todos los productos de Officine Gullo estén acabados hasta en el más mínimo detalle.

Mecanizado en torno

Con el mecanizado en torno, de las barras de latón macizo nacen los productos manufacturados. Antes de entrar en producción, todas las piezas se definen y mecanizan en el torno.

Martillado hecho a mano

El martillado, realizado estrictamente a mano en los cantos y paneles, permite realzar la materialidad del metal y obtener texturas únicas.

Soldadura con plata

Las soldaduras de los metales de los productos de Officine Gullo se realizan meticulosamente a mano, porque el ojo humano todavía capta detalles que escapan a las máquinas.

Pintura

La tecnología utilizada para pintar la carrocería de las cocinas es la misma que se utiliza en la industria del automóvil. El resultado es una pintura muy sólida, mucho más resistente al agua y los impactos que las pinturas tradicionales.

Un regalo para las futuras generaciones
Las antigüedades del mañana

Gracias a los materiales más resistentes con los que se realizan, las cocinas Officine Gullo están hechas por expertos para resistir el desgaste. De hecho, si la vida media útil de una cocina es de entre diez y quince años, las cocinas Officine Gullo están diseñadas para durar prácticamente para siempre. Cuando se compra una cocina Officine Gullo, no solo se hace para nosotros, sino también para nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos, se hace una inversión de futuro, como una promesa de confianza en el futuro.

«En Officine Gullo construimos pensando en tiempos mucho más largos que la producción industrial de nuestro sector y siempre teniendo en cuenta aspectos que posiblemente se puedan actualizar, reutilizar e incluso mejorar, nunca abandonarlas ni destruirlas. Trabajamos y diseñamos, si se puede decir así, para la vida de hoy y las antigüedades del mañana. Cada componente ofrece la solidez, la belleza y el valor de los materiales utilizados. En cada una de nuestras creaciones, la tradición florentina se combina con una búsqueda obsesiva de la funcionalidad y la belleza. Acabamos la carrocería de acero de nuestros bloques de cocción con elementos de latón martillado a mano, cobre, acabados galvanizados de alto espesor y grabados siguiendo la tradición de los artesanos que a lo largo de los siglos han forjado el metal en Florencia, creando obras únicas e inimitables… Estamos orgullosos de poner nuestro nombre en todo lo que sale de nuestros talleres, con la seguridad de que este nombre perdurará en el tiempo junto con nuestras creaciones.»

Metal y a medida

Los ingredientes no son componentes industriales, previamente procesados o semiacabados, sino planchas, barras y reglas y, de la misma forma, el martillado, bruñido, niquelado y cromado del latón, el envejecido del acero o la pintura al fuego de la carrocería se realizan directamente en el taller después de que la pieza haya sido moldeada en la forma y las medidas solicitadas por el cliente. Los colores generalmente no provienen de una paleta estándar, sino que se obtienen bajo pedido explícito del cliente, a veces reproduciendo los mismos acabados cromáticos de su coche de lujo, antes que el mismo punto de color de la tapicería de su hogar, de un cuadro o de un complemento de decoración. Los grabados de símbolos y escudos se pueden inspirar tanto en la tradición iconográfica florentina, como en las peticiones del cliente y su historia familiar, sin límites a la personalización. Para Officine Gullo esto significa crear productos a medida, que trabajando exclusivamente por encargo ha hecho de la excepción su regla, llegando a definir estándares de calidad hasta ahora nunca vistos en la industria.

Gli ingredienti non sono componenti industriali, prelavorati o semilavorati, ma lastre, barre, regoli, allo stesso modo la martellatura, la brunitura, la nichelatura e la cromatura dell’ottone, l’anticatura dell’acciaio o la verniciatura a fuoco della carrozzeria vengono realizzate direttamente in officina dopo che il pezzo è stato plasmato nella forma e nelle dimensioni richieste dalla committenza. Gli stessi colori generalmente non provengono da una palette standard, ma vengono ottenuti su esplicita richiesta del cliente, talvolta riprendendo le stesse finiture cromatiche della propria auto lussuosa, piuttosto che lo stesso punto di colore di una tappezzeria della sua abitazione, di un quadro alla parete, di un complemento d’arredo. Le incisioni di simboli e stemmi possono attingere sia dalla tradizione iconografica fiorentina, sia dalle richieste del cliente e la sua storia familiare, senza limite alla personalizzazione. Questo significa sartorialità per Officine Gullo, che lavorando esclusivamente su commissione ha fatto dell’eccezione la propria regola, arrivando a definire standard di qualità finora sconosciuti in ambito industriale.

Pida mas información

Escríbanos para recibir información técnica, sobre precios, características y plazos de entrega

Contactar